Seguidores

domingo, 2 de enero de 2011

Mis abuelos


Recuerdo todavía algunos episodios como cuando me empeñé en llevarme a mi casa un montón de hueveras de plástico que tenía mi abuela en el corral. Mi hermano me decia que de eso nada que dejara todo eso allí. Y yo como era una niña  un poquito lloricas (eso solo de pequeñita ehhh), pues empecé a llorar como solo yo sabía hacerlo para conseguir lo que quería, osea todo lo alto que se podia pero sin derramar ni una lágrima.
Cansado ya mi abuelo de oirme me dice:
-Por que choras Montserraiña???
_Por nadaaa -llorisqueaba yo
-Pois espera que vas chorar por algo.
Y salió detrás de mi con el bastón en alto.
Puede parecer que no me queria mucho, pero era todo lo contrario, me adoraba.
Recuerdo cuando lo iba a buscar a mitad del camino cuando venia en el autobús, no había día que no me trajera una chocolatina.
O cuando me llamaba churriña y yo le decia:
-Abuelo no me llames churriña que yo no soy una gallina.
Yo tenía solo cinco años cuando mi abuelo murió.
Que especiales son los abuelos.
Unos años más tarde mi abuela que se quedó en una silla de ruedas se vino a vivir a mi casa y esos años compartidos con ella, fueron inolvidables para mi.
Si tuviera que describir a mi abuela, ufff no se si podría, porque no hay palabras lo suficientemente bonitas como para describirla a ella. Era la mejor persona que he conocido nunca.

9 comentarios:

  1. Sin palabras... A mi tambien me decian lo de "pues espera que ahora vas a llorar por algo". Lo cierto es que si analizamos esa frase, es una de las mejores que se han escrito o dicho jamas.

    ResponderEliminar
  2. Hola, Montse, ¿seguro que ya no lloras?
    El amor a los abuelos es de los más puros que existen.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Me pasa igual que a ti, mis abuelos practicamente me criaron y les quise mas que a mis padres sinceramente, ya no están, pero sigo recordandolos todos los días. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Tuve la fortuna de disfrutar de mis cuatro abuelos durante mucho tiempo. Con alguno de ellos he tenido una relación muy especial. Los abuelos son muy especiales.

    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Hola

    Mi nombre es Tania y soy administradora de un directorio de webs/blogs. Me ha gustado mucho tu blog. Quisiera intercambiar enlaces. Puedo agregar tu blog en mi directorio para que así mis visitantes puedan visitarlo tambien.

    Si te interesa, escribeme al mail:
    tajuancha2010@gmail.com

    Exitos

    Tania

    ResponderEliminar
  6. qué lindos recuerdos nos traen los abuelos. era maravilloso estar con ellos...y yo también los extraño.
    kisses

    ResponderEliminar
  7. Pues ejemplo de su abuela debió de salir su nieta.
    Mañana será tu hija la que se acordará tan dulcemente de su abuela.
    Sabes que yo perdí a la mia hace mañana 4 meses, y al abuelo que me quedaba hace 15 meses, me han quedado muy buenos recuerdos de ellos, yo no tendré hijos que se acuerden de sus abuelos, aunque lo que merece la pena es mi madre, una persona como describes tu a tu abuela.
    Mientras los tengamos en el recuerdo estarán vivos.

    ResponderEliminar
  8. El amor que entregan los abuelos, es el sentimiento que llevaron guardado por años y que no pudieron entregar o disfrutar con sus propios hijos (por trabajo, tiempo, disciplina, inexperiencia o miles de motivos). Es un amor distinto, porque ellos también se vuelven como niños que cambian de animo con facilidad, están alegres o gruñones, aconsejan o hacen rabietas, son serios o hacen travesuras, son severos o se vuelven cómplices, pero sea como sea, saben que sus nietos son su último gran amor y por eso lo entregan con toda la fuerza que les queda.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  9. Una abuela así vale un potosí, mi abuela sigue viva con 99 y su único afán es que la familia se peleé

    ResponderEliminar